• abr 11 2010


    Entrar en el negocio de los licores puede llevar a dos trayectorias: riqueza o rehabilitación. Si Tito Beveridge hubiera seguido buscando petróleo, podría haber descubierto un pozo. Pero a las afueras de Austin, Texas, en un terreno enlodado de 10 hectáreas, Beveridge ha encontrado una vida cómoda y relativamente sobria produciendo lo que él llama su “jugo”, más comúnmente conocido como Tito’s Handmade Vodka.

    En el proceso, este hombre de San Antonio de 48 años escapó de un asalto de hombres armados en Colombia cuando trabajaba en una empresa petrolera y se expuso a la ruina personal, primero como agente de bienes raíces en Houston y luego como el único empleado de una compañía de exploración, Uno Oil.

    Ha sido un camino agitado para su empresa, que ahora produce más de 245.000 cajas anuales de vodka hecho con maíz y destilado en antiguos alambiques. Leer más…

    Tags: ,

Suscríbete

Síguenos en …