• abr 27 2011


    Ante los numerosos valores que están marcando récords, resulta tentador abrir una botella de vino para celebrarlo. Pero podrían aguardar mayores recompensas a los inversores que lo dejen envejecer.

    Tras las políticas de expansión cuantitativa, se buscan los escasos activos físicos que ofrecen protección frente a la inflación y un potencial de sólidos rendimientos. El índice Mei Moses World All Art, por ejemplo, ha subido un 5,8% anualizado en los últimos diez años, mientras que el Standard & Poor’s 500 se mantuvo plano. Aún más rentables, en cambio, fueron los vinos poco comunes -un 6,8% anualizado-. Este dato se extrae del índice Liv-ex Fine Wine Investables, una muestra de los principales viñedos de Burdeos. Leer más…

    Tags: , , , , , ,

Suscríbete

Síguenos en …