• ene 03 2010


    En un país conocido tradicionalmente por la gran cantidad de días que llueve por año, pensar en una producción de vinos de calidad “Made in England” sonaba a utópico. Hasta que el recalentamiento global se convirtió en una preocupación mundial y los bodegueros ingleses se dieron cuenta de que tal vez no era tan mala noticia para ellos, a diferencia de sus colegas franceses, que ven al cambio climático como la peor de las pesadillas. Leer más…

    Tags: , , ,

Suscríbete

Síguenos en …