• jun 20 2009


    Después de las modas afrancesadas como el Boujoais Nouveau, el verano es el mejor momento del año para disfrutar de los vinos jóvenes. Olvídate de los prejuicios y el esnobismo que rodean al vino y disfruta de algunas de estas joyas frescas, frutales y, lo que es mejor, generalmente baratas.

    La semana que vine comienza el verano. Las playas se llenarán de gente comiendo arroces en chiringuitos; las montañas de intrépidos pateadores de rutas que en los mejores casos les conducirán a una casa de comidas de pueblo y frente a un suculento plato de comida local; las ciudades, por último, lucirán sus piedras ante los objetivos de las cámaras de los turistas ofreciendo tabernas, restaurantes y hasta hogares acogedores en los que detenerse a comer para recobrar fuerzas y descargar las fotos en el disco duro portátil. Leer más…

    Tags: ,

Suscríbete

Síguenos en …